Las pasiones de un enamorado de la cerveza y la historia de vida de John Severson, fundador de la revista surfer y uno de sus pioneros, se unen como punto de partida para la creación de Severson&co, una marca de cervezas que trata de trasladar el espíritu de la costa del pacífico americano y su amor por el surf, el arte y la cultura.

SEVERSON&CO
Creative Direction: Backroom
Art Direction: Backroom
Brand Identity: Backroom
Packaging Design: Backroom
Label Design: Backroom
PROYECTO
Un pequeño enamorado del surf, la música y por supuesto, de la cerveza artesana, se dirigió a nuestro equipo hace años para el desarrollo de un pequeño proyecto, trasladar el sabor de la costa oeste americana al norte de España, importar toda la tradición de la cerveza que había vivido en San Francisco.
La marca hasta ese momento no tenía nombre, ni packaging, ni etiqueta, solo se trataba de pequeños experimentos e investigación de sabores y texturas que probaba junto a sus colegas en las incansables tardes de surf. Pronto iba a mudarse a España, concretamente a Santander, donde quería continuar con sus tardes de surf y levantar una pequeña marca de cerveza de inspiración americana.
Ese fue nuestro reto, construir una marca que mantuviera sus lazos americanos y sus pasiones, una cerveza  para construir su futuro en un lugar alejado de sus raíces al que volver con un pequeño sorbo.
SOLUCIÓN
Partiendo de su pasión por la cultura del surf y todo lo que lo rodea, realizamos una investigación de la música, pioneros y playas, así como del estilo de vida e imaginario visual de la revolución occidental del surf en California.
Una historia de vida y amor por las olas nos inspiro sobremanera, la vida de John Severson, el fundador  de la revista Surfer, que editaba desde su caravana apostada a pie de la arena de la playa y a través de la cual revolucionó la visión  del surf a través de su producción artística.Llamamos a la cerveza Sverson&Co, e inspirados en su aporte cultural buceamos en imágenes de la historia, lifestyle y cultura del surf para crear una serie de moodboards que constituyeron el packaging de la cerveza, cada uno los tratamos como un viaje al nacimiento de la cultura del surf.
Solo quedaba dar nombre a cada una de ellas, investigamos algunos de los spots surferos de la costa del pacífico, para que el sabor de cada cerveza nos trasladara a Topanga, Maveric o Malibu.
CARMEN MARCH
Creative Direction: Backroom
Art Direction: Backroom
Brand Identity: Backroom
Packaging Design: Backroom
Label Design: Backroom
PROYECTO
Un pequeño enamorado del surf, la música y por supuesto, de la cerveza artesana, se dirigió a nuestro equipo hace años para el desarrollo de un pequeño proyecto, trasladar el sabor de la costa oeste americana al norte de España, importar toda la tradición de la cerveza que había vivido en San Francisco.
La marca hasta ese momento no tenía nombre, ni packaging, ni etiqueta, solo se trataba de pequeños experimentos e investigación de sabores y texturas que probaba junto a sus colegas en las incansables tardes de surf. Pronto iba a mudarse a España, concretamente a Santander, donde quería continuar con sus tardes de surf y levantar una pequeña marca de cerveza de inspiración americana.
Ese fue nuestro reto, construir una marca que mantuviera sus lazos americanos y sus pasiones, una cerveza  para construir su futuro en un lugar alejado de sus raíces al que volver con un pequeño sorbo.
SOLUCIÓN
Partiendo de su pasión por la cultura del surf y todo lo que lo rodea, realizamos una investigación de la música, pioneros y playas, así como del estilo de vida e imaginario visual de la revolución occidental del surf en California.
Una historia de vida y amor por las olas nos inspiro sobremanera, la vida de John Severson, el fundador  de la revista Surfer, que editaba desde su caravana apostada a pie de la arena de la playa y a través de la cual revolucionó la visión  del surf a través de su producción artística.Llamamos a la cerveza Sverson&Co, e inspirados en su aporte cultural buceamos en imágenes de la historia, lifestyle y cultura del surf para crear una serie de moodboards que constituyeron el packaging de la cerveza, cada uno los tratamos como un viaje al nacimiento de la cultura del surf.
Solo quedaba dar nombre a cada una de ellas, investigamos algunos de los spots surferos de la costa del pacífico, para que el sabor de cada cerveza nos trasladara a Topanga, Maveric o Malibu.